LA LLEGADA DE NUEVOS OPERADORES PODRÍA AFECTAR NEGATIVAMENTE A LA EVOLUCIÓN DE LOS FLETES MARÍTIMOS

Según Drewry, “apenas existen barreras de entrada” para la llegada de nuevas navieras.

La consolidación del sector del transporte marítimo de contenedores, motivada por la creación de nuevas mega-alianzas y las recientes fusiones y adquisiciones en la industria, está llamada a marcar una nueva “edad de oro” para los operadores.

Así lo señalan desde la consultora Drewry, desde la que aseguran que “losplanetas parecen estar alineándose” para volver a la rentabilidad en el próximo ejercicio, después de un tercer trimestre de fuertes pérdidas para el sector.

Sin embargo, los expertos consideran que existen algunos riesgos para los grandes operadores que, en su mayor parte, han decidido aunar esfuerzos para hacer frente a la situación actual. Junto a la conocida sobrecapacidad del mercado, desde la consultora señalan la llegada de nuevas navieras como un aspecto a tener en cuenta.

Debido al excedente de embarcaciones que mantiene los precios de alquiler a niveles bajos y a que el precio del combustible es actualmente asequible,“apenas existen barreras de entrada” para la llegada de nuevas navieras.

Tarifas asequibles y fletes a la baja

Para competir en el mercado, los nuevos operadores como Korea Line, que se ha adjudicado las operaciones entre Asia y Estados Unidos que venía realizando Hanjin Shipping, deberán proponer tarifas atractivas que, en última instancia,lastrarán los fletes marítimos. De esta forma, la rentabilidad de las grandes navieras dependerá también de la presencia y longevidad de cualquier recién llegado.

Junto a Korea Line, destaca también la apuesta de Islamic Republic of Iran Shipping Lines (IRISL), una naviera que ha encargado recientemente a los astilleros surcoreanos la construcción de cuatro buques de 14.500 TEUs.

A la llegada de nuevos operadores se suma, además, la intención de los gobiernos asiáticos de impulsar a la industria marítima de sus respectivos países, lo que podría desestabilizar en parte al mercado. Las políticas de Corea del Sur, Taiwán y Japón en este ámbito han sido analizadas recientemente por Alphaliner, consultora desde la que apuntan que las ayudas estatales podrían retrasar la necesaria reestructuración del sector.

Por todo ello, desde Drewry aseguran que los operadores no ganarán grandes sumas de dinero hasta que se aborde el exceso de capacidad del sector y se establezcan barreras de entrada para disuadir a la competencia.