“Estamos muy tranquilos con el tema de los automóviles en Perú”

Beltrán Urenda, presidente de CMC, se refirió a proceso sancionador iniciado por Indecopi.

Su total tranquilidad manifestó Beltrán Urenda, presidente de CMC (ex CCNI), respecto al inicio durante la semana pasada de un procedimiento administrativo sancionador de oficio contra seis navieras incluida CMC, por parte del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) de Perú, a causa de supuestas prácticas colusorias en el servicio de transporte marítimo internacional car carrier.

El empresario se refirió a este hecho, una vez concluida la Asamblea número 68 de la Asociación Nacional de Armadores (ANA), gremio en el que forma parte del Directorio. En la ocasión señaló, que “nosotros estamos muy tranquilos en el tema de automóviles en parte porque somos actores muy pequeños y en parte porque pensamos que hay un celo excesivo de parte de las autoridades”.

Agregó que este tipo de investigaciones son parte de “un fenómeno mundial” en el que los mercados están exigiendo un mayor grado de transparencia y de exigencias, que llevan a la realización de investigaciones al respecto. “Estamos super tranquilos y esto está recién empezando”, comentó.

Además, Urenda recordó que esta es la segunda vez que el organismo antimonopolio de Perú lleva adelante una investigación similar. “Ya hizo una por el tema de contenedores que está terminando una solución comercial bastante buena”, acotó.

“Nos notificaron hace poco más de un mes y el tema ahí está, muy tranquilo. Nosotros no nos delatamos”- señaló en referencia a las navieras que utilizaron el mecanismo de delación compensada-  y agregó: “hubo dos navieras CSAV y NYK que por algo lo hicieron, pero estamos tranquilos, pensamos que vamos a salir bien parados de esto”, cerró al respecto.

Cabe recordar que entre las navieras procesadas además de CMC, CSAV, NYK, se encuentran Eukor, “K” Line y MOL.

Situación de CMC

Recordando la venta del Negocio de Contenedores de CCNI a Hamburg Süd, manifestó que ese tipo de negocios estaba “para actores demasiado grandes”. De hecho, observó: “tras la venta del departamento de contenedores a la empresa alemana Hamburg Süd, que está dentro de las diez más grandes del mundo, ellos mismos fueron adquiridos a su vez por Maersk”.

En cuanto al momento que vive la Compañía Marítima Chilena (CMC), señaló que “nosotros nos hemos reconvertido un poco, estamos en temas de petróleo, tenemos contratos con Enap; somos armadores, vale decir, poseemos naves que tenemos contratadas, dadas en arriendo a otros navieros y también seguimos en el transporte de automóviles”.

Armadores y el cabotaje

Urenda, en su calidad director de la ANA, se mostró satisfecho con la confirmación del actual directorio del gremio armatorial encabezado por Roberto Hetz en la presidencia y Héctor Arancibia como vicepresidente.

“La gestión ha sido estupenda, es gente con mucha experiencia, con mucha trayectoria en el negocio. Estamos bastante contentos, pensamos en un minuto que era bueno tener continuidad, porque esta es una mesa que lleva varios años”, destacó.

En cuanto a los desafíos como gremio, indicó que “tenemos varios temas, uno de los que más se ha discutido es el tema del cabotaje”, aspecto sobre el cual recalcó que “se trata de una industria protegida en todas partes del mundo. Estados Unidos, lo tiene protegidísimo”, apuntó.

Al respecto insistió en la dirección expresada por Roberto Hetz: “nosotros estamos abiertos a que en igualdad de condiciones tributarias etc., se pueda permitir una cierta apertura, digamos, más o menos similar a las condiciones que nos podrían dar en otros países. Sería ingenuo dar facilidades a navieras extranjeras que nosotros no tenemos en otros lados”, señaló.

“La idea es que las navieras extranjeras constituyan una empresa en Chile, paguen los mismos impuestos que los chilenos, registren sus naves acá, igual que nosotros, pero sin la necesidad de ser chilenas”, añadió.

“El cabotaje ha funcionado bastante bien donde se requiere, especialmente en la zona sur de Chile. Hay todo un grupo de armadores que se les llama regionales que están basados en la zona de Puerto Montt, con toda una actividad muy importante desde ahí hacia Punta Arenas y Puerto Natales. O sea, la actividad del cabotaje es más importante de lo que la gente piensa, aunque siempre se puede potenciar”, concluyó.

Por MundoMarítimo – Chile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *