EL SECTOR DE LOS PORTACONTENEDORES AVANZA HACIA SU CONSOLIDACION

Al inicio del presente ejercicio los 5.154 buques de la flota mundial de portacontenedores están siendo operados por 326 compañías de líneas regulares.

El total de los 88.892 buques de la flota mundial están repartidos entre 24.267 compañías, según los datos de principios de 2017 publicados por Clarkson Research y recogidos por Anave. Unos resultados que suponen una proporción de menos de cuatro buques por compañía y que demuestran la fragmentación que afecta al sector. 

Según las cifras publicadas, solo 145 empresas operan más de 50 buques y representan casi 12.000 buques y el 29% del GT de la flota, unos números que impiden la consolidación plena del sector marítimo.

En este contexto, las líneas regulares de contenedores constituyen uno de los segmentos más consolidados del transporte marítimo, y dentro del mismo se encuentran algunas de las empresas más grandes del sector.

Así, al inicio del presente ejercicio los 5.154 buques de la flota mundial de portacontenedores han sido operados por 326 compañías de líneas regulares, lo que ha supuesto unos 16 buques por operador. De esta forma, cada uno de los ocho operadores más importantes manejaba más de 100 buques.

La proporción de menos de cuatro buques por compañía, demuestra la fragmentación que afecta al sector.

Por su parte, la negativa evolución del mercado ha llevado recientemente a una nueva ronda de consolidación. Así los tres operadores de líneas más importantes por capacidad a principios de 2017 son europeos: Maersk, con 647 buques, MSC, con 453, y CMA-CGM, con 454, aunque la presencia de los operadores establecidos en Asia y Oriente Medio destaca en los 20 más importante del listado restante, donde solo tres compañías pertenecen a otras regiones.

En el caso del sector naval, de las navieras que figuraban entre las 20 más importantes a finales de 2014, cuatro han desaparecido. Es el caso del colapso financiero de Hanjin Shipping, de la adquisición de CSAV por parte de Hapag Lloyd, de la compra de NOL y APL por parte de CMA-CGM y de la fusión de principales líneas chinas, Cosco y CSCL.

Tendencia de consolidación a largo plazo

A pesar de esto, la consolidación del segmento de los portacontenedores forma parte de una tendencia a largo plazo, como demuestran los cambios sucedidos en los últimos años.

Así, mientras que en 1996 los 10 principales operadores de líneas manejaban el 45% de la capacidad total, esta cifras se han situado en el 70% a comienzo de 2017, año en el que se espera que Hapag Lloyd finalice su fusión con la naviera árabe UASC y en el que Maersk Line podría recibir el visto bueno de las autoridades para adquirir la naviera Hamburg-Sud.

Teniendo en cuenta, además, el acuerdo alcanzado por los tres principales operadores japoneses, NYK, K-Line y MOL, para fusionar sus operaciones de transporte de contenedores en una empresa conjunta que se establecerá este año y que comenzará a operar en 2018, los 10 primeros operadores de líneas gestionan el 79% de la capacidad de la flota de portacontenedores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *